Se acabó el viaje

Se acaban nuestros días en Marruecos, escasos pero intensos.

Nos vamos con la mochila cargada de proyectos e ilusiones.

Estamos convencidos de que hay dos ejes sobre los que tiene que seguir girando nuestro trabajo: el mundo rural y la salud de la mujer.

Hemos visto mujeres trabajando en el campo. Hemos visto centros de salud repletos de mujeres con sus niños. Nos han contado que hay mujeres que cuando se ponen de parto tienen que caminar tres horas para llegar a la carretera y conseguir un vehículo que tardará otras tres horas en llevarlas a la maternidad.

En muchas ocasiones, demasiadas, la mujer trabaja, pero en la economía informal y gana menos, la mujer también cuida del hogar y de la familia, la mujer no puede tomar decisiones sobre su propia vida. “Si una mujer sale del hogar, el hogar se tambalea”, nos decía hace poco un compañero de Bolivia.

La que más trabaja, la que menos recursos tiene, la que menos derecho tiene a enfermar.

Volvemos con muchas ganas de que estos proyectos se conviertan en realidades.

Anuncios

Un pensamiento en “Se acabó el viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s