Honduras: lo que ya no nos cuentan

El 28 de junio de 2009, Honduras sufrió un golpe de estado político militar. El presidente electo democráticamente, Mel Zelaya, fue expulsado del país por el ejército, instalándose un gobierno de facto que recortó las libertades constitucionales, censuró a los medios de comunicación y amparó la persecución de activistas hondureños opuestos al golpe.

Un año después
, tras unas elecciones presidenciales de postín cuyos resultados no fueron reconocidos ni por la resistencia hondureña ni por gran parte de la comunidad internacional, el nuevo gobierno trata de vender una imagen de normalidad democrática. Sin embargo, la represión no ha cesado y siguen siendo asesinados periodistas, sindicalistas y campesinos opuestos al golpe.

Nos ha gustado mucho la entrevista de Jordi de Miguel, de Canal Solidario, a Judith Muñoz Saavedra, cooperante que vivió en Honduras los meses posteriores al golpe de estado, para conocer la situación que atraviesa el país y la resistencia popular.

La foto es de CescoMad en Flickr

Texto de Fran Vega.

Anuncios

3 pensamientos en “Honduras: lo que ya no nos cuentan

  1. Quien no reconoció honduras?
    Están dando una información falsa, lo únicos que no reconocieron honduras son los países socialistas, de lo que España todavía (aunque creo por poco) sigue siendo un comensal.
    Mel era un arrogante, presuntuoso, dictatorial, demagogo y ambicioso.
    Es verdad que en Honduras el poder es de los pocos, pero Mel era uno de estos pocos, pero con más ambiciones.

    Porqué no cuentan como Mel sea un terrateniente con miles de hectáreas, con una familia implicada en abisinio de campesinos por cuestiones de tierras robadas?
    Como lideres reconocía solamente Chavez y Fidel, obviamente un ejemplo de democracia jejeje.
    Hasta se fue (con la excusa de una conferencia de economía y acompañado de su hija) a Cuba y cuando volvió solo supe mostrar las fotos de el entregando un sombrero a Fidel…obviamente de la profunda charla que hube en la convention…nada…

    El señor Mel, además que pasearse en f15, bucear con la marina militar, tener en su estudio su estatua con la pretensa de ponerla junto a los próceres hondureños, se consideraba arriba de la ley y de sus poderes afirmando que el era el presidente y hacía lo que le le parecía y no le importó ni el congreso nacional (compuesto de todos los partidos, incluido el suyo), ni los jueces de la corte constitucional y quise imponerse al tribunal electoral.

    lo único que hice, además de robar un sinfín de dinero (como todos sus predecesores), fue subir de manera demagoga el sueldo mínimo de más del 50 %, sin tener la capacidad (obviamente) de poder pagar, y al mes de mayo, cuando fue destituido, debía 6 meses de pagos a militares, enfermeras, y policías.

    • Probablemente Manuel Zelaya no fuera el mejor presidente para los hondureños, pero no creo que la mejor manera de cambiar a un presidente elegido democráticamente sea dando un golpe de estado.

      • El golpe de estado lo intentó hacer Mel Zelaya, que afirmó de no reconocer ni el Congreso Nacional (y su mismo partido Liberal), ni el Tribunal Supremo Electoral, ni la Fiscalía General, ni la Corte Suprema de Justicia, afirmando que como presidente podía hacer lo que le daba la gana y que nadie lo paraba, de hecho poniéndose como único depositario de las leyes y orden contra todos y todo.
        Lo de que nadie habla es que los deputados que forman el congreso nacional son tambièn elegidos de maniera democrática, uno por uno, aunque es claro que como en todo el mundo los votos se pueden comprar .
        Además recuerdo que Zelaya fue elegido del pueblo de matriz centro derecha en base a un programa que ha traicionado cuando abrazó el “nuevo socialismo” de Chavez, Evo y Lula, perdiendo as¡ el apoyo de sus mismos electores que clamaban a gran voz para su destitución.

        La resistencia era la que conocemos, la que volca coches, quebra escaparate de tienda y quema feliz los simbolos americanos de Pizza Hut , Burger King y Max Donald.
        Asì que ya saben de que hablamos.
        De todas formas, no entiendo porquè Zelaya no se ha presentado con UD, de clara matriz izquirdista (y qu no alcanza un 3%) y en su lugar escogiò un partido de derecha.
        Bueno, de todas manera bien se sabe que también ONG es política.
        Saludos liberales (verdaderos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s