Compañeros de viaje

Los sonidos, los olores, lo visto día a día, el tacto de las cosas y las comidas, los recuerdos de esos años de infancia pasados en uno de tantos pueblos de nuestra geografía ibérica, el repaso al camino seguido por los sonidos, los olores, las visiones del día a día, del tacto y del sabor de las comidas. El desarrollo de nuestra vida y de nuestro entorno. Y se me hace difícil no rememorar aquellos años, cuando por delante de casa o andando por las cunetas veo a niñas, puede que con edades de seis años en adelante, acarreando agua, o leña, o panelas, o atillos, a la vez que trasportan a sus hermanos pequeños a horcajadas sobre sus costas, cuando al parar el coche en ciertas aldeas camino de los lugares de intervención, niños de todas las edades, se acercan a vendernos mandioca, o tomates, o erbillas, o plátanos, y al percibir que no vamos a comprar salen corriendo a la busca de clientes en otro coche.

Y al repasar aquellos años de infancia y juventud surgen siempre dos pensamientos recurrentes, por un lado los momentos pasados en la escuela y el instituto, los antiguos compañeros, la cantidad de cosas aprendidas a golpe de examen y por otro las jeringas de cristal inmersas en agua hirviendo, las salas de espera del centro de salud del barrio y algunos momentos de pánico infantil pasados allí.

Las ideas se entrecruzan, surgen y se desvanecen, las conclusiones no tardan por el peso de lo evidente, la educación y la salud han sido inmejorables compañeros de viaje, que nos han permitido realizarnos como personas y como sociedad. Compañeros que en algunos contextos pueden marcar la diferencia entre vivir o sobrevivir.

Escrito por Ignacio Puche, cooperante en Mozambique

Anuncios

5 pensamientos en “Compañeros de viaje

  1. Hola Ignacio. Interesante texto. ¿cuánto tiempo llevas en Mozambique? ¿crees que los niños de Mozambique tienen alguna oportunidad de llegar a ser educados y tener acceso a la sanidad como nosotros lo tuvimos?
    ¿cómo trabajas con el gobierno africano y qué opinas de los gobiernos del norte?
    Un saludo.

    • Apenas hace dos meses que me encuentro por tierras de Mozambique. En relación a la segunda pregunta, sinceramente no sé que responder, el deseo de que esa oportunidad se haga realidad algún día choca constantemente con un escenario complejo, con un sinfín de factores que a veces parecen jugar a favor de esa oportunidad y otras veces claramente en contra. Mi opinión personal en relación a los diferentes gobiernos, es que de manera general tanto en el sur como en el norte, se habla y se escribe mucho, y el papel todo lo aguanta, pero la implementación de tantas buenas intenciones, en especial en salud y educación, en gran número de ocasiones se difuminan en el camino.

      • Yo creo en el esfuerzo vuestro. Creo ciegamente y lo considero necesario, pero sin duda hace mucha falta, casi de igual manera que a la vez que se intenta educar y luchar contra la Malaria, se eduque al norte, a los países ricos, para que sean conscientes de lo que sucede en países como Mozambique.
        ¿cómo? no tengo una respuesta. Me parece complicado, pero creo en nuevos planes de estudio y en que alguna vez los medios de comunicación reacciones y no sólo hagan reportajes sobre sus anunciantes. Y finalmente, creo en ayudar a Mozambique a mejorar su salud, pero no en volver a colonizarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s