Indignación

Decir que la crisis no afecta por igual a todos es una obviedad, pero a veces es imposible no tener la sensación de que se están riendo de nosotros cuando en cuestión de cinco minutos uno lee un correo sobre la disminución de la Ayuda Oficial al Desarrollo y a continuación lee dos noticias sobre la nueva lista que ha hecho pública la revista Forbes con los más ricos del mundo, entre los que destacan Mark Zuckerberg, ominipresente en nuestras vidas como creador de Facebook y Amancio Ortega, el fundador de Zara y dueño del imperio Inditex, que también ha visto aumentada su fortuna en este último año.

Como decíamos, mientras se hacen públicas listas de este tipo sin ningún atisbo de rubor, la Coordinadora de ONGD para el Desarrollo (CONGDE),  se muestra preocupada porque el Plan Anual de Cooperación Internacional para 2011 recoge un recorte de los fondos destinados a desarrollo de más de 1.000 millones de euros respecto al pasado año.

Y no sólo recortamos en cantidad, sino también en calidad, pues se reduce el dinero para sectores básicos como la educación, el agua y la salud. Dentro de este último campo de la ayuda resulta especialmente preocupante el recorte en salud sexual y reproductiva, que afectará especialmente a la vida de las mujeres en los países en desarrollo y acentuará las diferencias de género.

La foto es de robinsoncaruso en Flickr.

Aumentan las diferencias entre ricos y pobres. Da igual que sean ricos de aquí y pobres de allí o ricos de allí y pobres de aquí. No merece la pena hacer esa diferenciación en la que muchos nos intentan hacer caer para al final enfrentar a pobres contra pobres. Cada vez somos tratados menos como ciudadanos y más como consumidores y mano de obra.

Nos sobran los motivos, más que para sentirnos preocupados, para sentirnos indignados.

Fran Vega

Anuncios

2 pensamientos en “Indignación

  1. Hola amigos de medicusmundi, es para estar indignados y movilizarnos. ¿Por qué el dinero de nuestros impuestos está cada vez más destinado a sostener entidades financieras, o el mercado bursátil en vez de sostener personas? Me da la sensación de que cada vez nos movilizamos menos, una pena, la verdad. Por cierto, como siempre, enhorabuena por vuestro trabajo!

    • Hola Marta, sí, es muy indignante. Tenemos que empezar por cambiar las personas para cambiar el modelo, muchos tenemos muy claras las ideas, pero otros no tanto, por ello debemos seguir dando a conocer lo que se puede hacer. Por cierto, hay un movimiento de banca ética y sostenible muy interesante, por si no la conocías. ¡Y muchas gracias por pasarte por aquí, por comentar y por la enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s