Enrique Revilla se despide de la presidencia de medicusmundi

El doctor Enrique Revilla se despidió el pasado sábado, 21 de junio, de la presidencia de medicusmundi en el transcurso de la Asamblea Nacional que se celebró en Teruel. El acto contó con la asistencia de los miembros de las juntas directivas de las diferentes asociaciones que forman la federación y algunos trabajadores de la organización.

El doctor Enrique Revilla finaliza su actividad como presidente de medicusmundi después de cuatro años de intensa tarea al frente de la organización de cooperación sanitaria, aunque continuará su vinculación con la ONGD como voluntario. Revilla concluye este periodo con la satisfacción personal de haber hecho durante todos estos años lo mejor para medicusmundi.

Aprovechando su estancia en Teruel, hemos querido hacerle una entrevista.

¿Cómo han sido estos cuatro años al frente de la organización?

Los recortes presupuestarios destinados a la cooperación al desarrollo empezaron a producirse de forma vertiginosa en el año 2010, año en el que fui elegido presidente de la organización. En estos cuatro años en medicusmundi hemos estado muy preocupados por el futuro de la cooperación internacional y por el papel que tendrá el sector de las ONGD. La situación de millones de personas vulnerables que requieren apoyo en su desarrollo, ya lo están notando, se prevé un retroceso en todo lo conseguido hasta el día de hoy. No solo el Gobierno español sino también las comunidades autónomas, ayuntamientos y empresas privadas han reducido e incluso suprimido la partida presupuestaria de cooperación. Desde medicusmundi hemos de seguir incidiendo en la importancia y legitimidad de la ayuda al desarrollo.

Personalmente, ¿qué le ha dado y qué le ha quitado la presidencia de medicusmundi?

Estos años han sido un reto. medicusmundi es una federación formada por 15 asociaciones distribuidas por todo el territorio nacional. La coordinación y el trabajo común que perseguimos en el campo de la cooperación internacional, beneficiando a las personas vulnerables, han sido complejos. Pero lo más importante es que he aprendido mucho con los compañeros que llevan años dedicando tiempo voluntario a ayudar a los demás. La visión general que te da el conocer a casi todas las personas de la organización y el trabajo que hace es muy enriquecedor. Por supuesto, me ha quitado tiempo para mi familia y me ha requerido una mayor organización en mi trabajo de médico de atención primaria en un centro de salud de Getafe en Madrid. Agradezco a mis compañeros de trabajo el apoyo que me han brindado para que pudiera atender mis múltiples compromisos con medicusmundi.

Enrique Revilla en el momento de su despedida.

El doctor Enrique Revilla en el momento de su despedida.

¿Con que dos palabras definiría el trabajo de medicusmundi?

El trabajo de medicusmundi es serio, comprometido y muy responsable con los más vulnerables.

¿Cuáles son los retos que debe enfrentar ahora mismo la organización?

Acabar de definir el papel que vamos a tener en este nuevo escenario de recortes sociales que estamos sufriendo en el territorio nacional. Tenemos el trabajo avanzado pero falta concretarlo. Lo llamamos “giro hacia el norte”.

¿Qué le dirías a cualquier persona que esté pensando en colaborar con medicusmundi?

Todo el mundo tiene un fondo solidario que muchas veces no sabe canalizar. En la ONG medicusmundi tiene la oportunidad de satisfacer esta inquietud. Mi propuesta sería que empezaran como voluntarios y tras conocer el trabajo de la organización estoy seguro de que acabarán con gran satisfacción personal al sentirse útil con ese compromiso solidario.

Por último, ¿qué vinculación va a tener ahora con medicusmundi?

Seguiré participando en la asociación de medicusmundi madrid y pasaré a ocupar el cargo de asesor, como todos los presidentes que cesan en el cargo, para seguir colaborando con la organización.

Un deseo…

“Que la salud sea un derecho al alcance de todas las personas”.

Entrevista realizada por Laura Quintín, de medicusmundi aragón.

 

1980-2012 En Memoria de Dña. Cooperación Internacional para el Desarrollo

El 17 de octubre es el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza y este año con más motivos que nunca la Alianza Española contra la Pobreza manifiesta el rechazo a la política de recortes que empobrece cada vez más a la población, dentro y fuera de nuestro país.
En España, casi 13 millones de personas viven ya en situación de pobreza y exclusión (el 26,7% de la población). En el mundo 1.400 millones de personas sufren pobreza extrema y casi 1.000 millones sufren hambre y no tienen acceso al agua potable y otros servicios básicos como la salud y la educación.
En estos momentos todas las organizaciones y movimientos sociales tienen que plantar cara y hacer una lucha conjunta ante el aumento de la pobreza. La Alianza contra la Pobreza (una plataforma que reúne a ONGD, movimientos sociales, plataformas ecologistas, feministas, religiosas, sindicatos etc.) considera que hay otra forma de hacer política y convoca a la representación del funeral de las políticas públicas para rebelarse ante lo que no queremos que suceda. El 17 de octubre en la Puerta del Sol de Madrid; la política de Cooperación para el Desarrollo, junto a la educación, la sanidad, la dependencia, el empleo, los servicios sociales y la igualdad serán arropadas por miles de personas que se rebelan contra su desaparición. Estamos ante el desmantelamiento de las políticas sociales y por eso más de 25 ciudades en todo el territorio español se movilizan.
Políticas públicas como la Cooperación Internacional acumulan un recorte continuo desde 2009 de más del 70%, lo que significa el desmantelamiento del sistema de cooperación española y un cambio en los objetivos de desarrollo, que afecta fundamentalmente a las personas más vulnerables del planeta.
Junto a ella, las políticas públicas relativas a educación, sanidad, empleo, dependencia, igualdad y servicios sociales se encuentran al borde del abismo. Los continuos recortes en Sanidad, Educación y Servicios Sociales, mantienen a España muy por debajo de la media de la UE en gasto social (22’7% en España frente al 30% UE).
No es cierto que sea lo único que el gobierno puede hacer. Hay alternativas a los recortes sociales. El Estado pierde alrededor de 90.000 millones de euros cada año por el fraude fiscal, 11 veces más que lo que ha destinado este año a la Sanidad, los Servicios Sociales, la Educación, la Cooperación y la Ley de Dependencia. Lo que verdaderamente hay que recortar es el fraude fiscal.
Más información: www.pobrezacero.org

Lo importante no es el cooperante

El 8 de septiembre se celebra cada año el Día del Cooperante, como una manera de reconocer públicamente la labor de los profesionales de la cooperación, y la difusión de los valores que representan en la lucha por la erradicación de la pobreza.

En una organización como Medicus Mundi, las personas juegan un papel central, porque son las que alimentan el compromiso ético y la voluntad de cambio que inspira toda nuestra acción. No se puede entender el trabajo en una ONGD sin identificarse personalmente y comprometerse con la filosofía y los objetivos de la misma.

En la tarea de las ONGD de búsqueda de mayores niveles de justicia social y de lucha por la igualdad de derechos de todas las personas, los cooperantes juegan un papel fundamental, pues son la correa de transmisión que ayuda a impulsar los cambios que queremos conseguir, pero no debemos olvidar que nuestro fin es hacer que las personas y los pueblos sean dueños de su futuro y que cada pueblo, debe ser, en fin, el protagonista de su propio proceso de cambio.

Quizá olvidamos esto demasiado a menudo, porque, como nos dice el cooperante Jordi Raich, “lo importante no es el cooperante, sino el significado de su existencia, y existe porque los gobiernos de todo el mundo fracasan una y otra vez a la hora de cumplir sus promesas de erradicar la miseria, acabar con las desigualdades o garantizar la salud”.

Vivimos una época de regresión, de retrocesos en la política social, básica para que se reduzca la brecha entre ricos y pobres, para que muchas personas puedan escapar del círculo de exclusión al que se han visto sometidos por un sistema depredador y en este contexto, la cooperación al desarrollo está siendo una víctima más de unas decisiones políticas que lejos de intentar reducir las injusticias del sistema, las fomenta.

Reconocer públicamente la labor y el compromiso de las personas que han decidido dedicar su vida a la cooperación está bien, pero los conciertos y las actividades infantiles se quedan cortos ante un panorama en el que primero, se aprueba un Estatuto del Cooperante que no profundiza  todo lo que debería en la mejora de las condiciones laborales de estas personas y después se recorta sin piedad, como si esto no fuera a afectar a la calidad de las acciones que se ponen en marcha y, por tanto, a la vida de las personas más vulnerables.

Un mundo justo, un mundo sano, pasa por la plena realización de los derechos humanos de todas las personas, por lo que se hace más necesario que nunca el trabajo de la cooperación al desarrollo para ayudar a fortalecer las capacidades de aquellos que trabajan por ser dueños de su propio futuro y para recordar a los Estados, principales garantes de los derechos de las personas, su obligación de cumplir con sus responsabilidades.

Puedes visitar la página de la Asociación de Profesionales de la Cooperación para saber más sobre la labor de los y las cooperantes. También puedes leer el comunicado de la Coordinadora de ONGD de España: “Poco que celebrar y mucho que denunciar en el Día del Cooperante“.

Fran Vega

Hacia nuevos modelos de cooperación

El pasado 13 de marzo tuvimos ocasión de asistir a la Jornada “Rivas: un modelo de ciudad solidaria”, organizada por el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

La jornada fue muy interesante y hubo un lleno casi completo en el salón de actos. Inicialmente hizo una ponencia marco del sociólogo Enrique del Olmo. En ella, reconociendo las dificultades actuales, insistió en que no había que ser demasiado pesimistas. Las ONG tendríamos que acostumbrarnos a trabajar en un nueva situación, con menos fondos públicos, y con nuevos instrumentos, pero la situación actual supone, según el ponente, una posibilidad para repensarnos y repensar la cooperación. Defendió el papel de las administraciones locales en la cooperación y expresó su convencimiento de que la ayuda para cooperación no desaparecerá de los Ayuntamientos.

A continuación hubo una mesa redonda formada por una representante del consejo municipal de cooperación de Rivas, Charo Picó, responsable del seguimiento de la política local y autonómica de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo en España, y Pablo Martínez Osés, representante de Plataforma 2015.

La representante municipal expuso el compromiso de Rivas para seguir con el programa de cooperación, manteniéndose en el 1,1% del presupuesto municipal a pesar de las dificultades económicas y financieras de los entes locales.

Charo Picó, responsable de la coordinadora de ONGD, expuso la situación actual de la cooperación en los ámbitos autonómicos y municipal, caracterizada por una reducción drástica de las partidas dedicadas a este concepto. A pesar de ello no quiso mostrarse totalmente pesimista sino expresar su confianza en que la cooperación en estos ámbitos no desaparecerá y, aunque reducida, superará las dificultades.

Image

                                          Niños en la escuela de Villa El Carmen, Bolivia. Fran Vega

La intervención con mayor profundidad crítica fue la de Pablo Martínez Osés. En ella vino a decir básicamente lo siguiente:

  • Una crítica a las administraciones que suprimen la cooperación: Expresó que la cooperación al desarrollo no se puede ver como una acción de caridad, y por lo tanto algo graciable, sino que es el Gasto Social Internacional. En ese sentido la reducción drástica de los fondos destinados a cooperación se inscribe dentro de la tendencia política dominante a reducir los gastos y prestaciones sociales. Es un campo más donde se imponen las políticas liberales al uso; pero a diferencia de las reducciones en otras partidas del gasto social, como las destinadas a sanidad y educación, cuya reducción provoca fuerte rechazo social, la reducción del dinero destinado a cooperación apenas suscita reacción, y a las autoridades les resulta gratis hacerlo. Expresó que nunca en la historia de la Humanidad ha habido tanta desigualdad económica como ahora, y la crisis es una excusa para reducir aún más el efecto redistribuidor del gasto social.
  • Una crítica a las ONG: Expresó que las ONG de cooperación al desarrollo nos hemos convertido en oficinas elaboradoras y gestoras de proyectos, con una desaparición casi completa de nuestro papel como organizaciones de participación social… ¿dónde ha quedado nuestra base social, más que como meros aportadores de dinero?. Así nos hemos alejado de los movimientos sociales, hemos adoptado un lenguaje técnico, incomprensible para los que nos estén en este mundillo, nos hemos profesionalizado hasta tal punto que se nos olvidó que lo que queríamos era cambiar el mundo. Por eso a nivel de la calle no contamos y la eliminación de los fondos destinados a cooperación no genera ninguna respuesta social.
  • Abogó por recuperar los ideales con los que surgieron en las décadas pasadas las ONG: íbamos a cambiar el mundo, haciéndolo menos desigual, más justo, y para ello no basta con elaborar proyectos técnicamente bien hechos (que, por supuesto, hay que hacerlos) debemos politizar nuestras ONG, politizarnos en el sentido pleno del término, como asociaciones de ciudadanos comprometidos con la tarea de construir un mundo menos desigual, con presencia y reivindicaciones en la calle, con ideales que den razón de ser nuestras acciones en el sur y en el norte.

En el turno de preguntas intervino nuestro presidente, Enrique Revilla, para recalcar que nuestra ONG realiza proyectos con financiación de Rivas, dando las gracias al Ayuntamiento por su apuesta tan decidida de mantener la ayuda al desarrollo, cuando otros lo están cerrando, defendiendo el papel de las ONG de cooperación.

Nos quedamos con buen sabor de boca por el ambiente tan intenso de participación y de interés por este ámbito de la cooperación que hay en la localidad de Rivas Vaciamadrid, tanto por parte del Ayuntamiento como, y muy especialmente, por parte de los ciudadanos y ciudadanas.

Las enfermedades de la pobreza en el Centro de Salud de Daroca

Las enfermedades de la pobreza, la exposición de medicusmundi sobre la situación de millones de personas en todo el mundo, que ven vulnerado su derecho a la salud, estará en el Centro de Salud Daroca del 9 al 20 de enero de 2012.

Campaña de vacunación en Mozambique. Samuel Sánchez

Campaña de vacunación en Mozambique. Samuel Sánchez

La exposición se enmarca en unas jornadas que también incluyen la celebración de dos conferencias . La primera, titulada “Las enfermedades de la pobreza” , será el 17 de enero a las 11:00 h. de la mañana en el Centro Municipal de Mayores Manuel Aleixandre (Avda. Daroca, 54) y correrá a cargo de Antonio Cabrera, médico en el C.S. Daroca y cooperante de medicusmundi en Mozambique.

El 19 de enero a las 14:00 h. en el Centro de Salud Daroca (Avda. de Daroca, 4), se celebrará la conferencia “La cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria en salud” . En esta conferencia participarán Sandra Sánchez Lozano , médico de familia en el C.S. Gregorio Marañón (Alcorcón) y cooperante en Mozambique y Haití con Médicos del Mundo, y Begoña Hernández Olivares , enfermera en el C.S. Daroca y voluntaria en Marruecos con la Fundación Acción Geoda.

Todas las actividades son gratuitas y están abiertas a todas las personas que quieran acercarse a conocer un poco más sobre la lucha de millones de personas en todo el mundo por poder disfrutar del derecho a la salud.

Famosos y ONG

Foto del Reverendo Brendan Powell Smith

No hay día en  que al ver la televisión no aparezca algún famoso en algún acto mostrando su solidaridad con causas de lo más variopinto. En EL PAÍS SEMANAL de hace dos semanas  John Carlin realizó una descripción de las relaciones entre las ONG y los famosos.  Dentro de las mismas ONG siempre se establece al hilo de estas relaciones unos debates entre  pragmáticos y puristas.

Para los pragmáticos está claro que los famosos atraen a los medios de comunicación y hacen que el público general se fije en temas que de otra manera pasarían inadvertidos. También recalcan que el contacto con los famosos obliga a los políticos a posicionarse sobre temas que sin la participación de cantantes o futbolistas quedarían relegados a un segundo plano.

Para los puristas esta diplomacia de los famosos presenta muchos aspectos criticables puesto que estos famosos opinan sobre temas que en muchos casos desconocen, sus objetivos al colaborar con las ONG no son altruistas sino que lo hacen para mejorar su imagen y con su presencia se relega a un segundo plano la voz de los verdaderos protagonistas (beneficiarios de los proyectos y cooperantes).

Para intentar regular la política de comunicación de las ONG existe un apartado dentro del Código de Conducta de las ONGs de Desarrollo que recuerda que “Los obstáculos internos y externos al desarrollo deben aparecer claramente, subrayándose la dimensión de interdependencia y co-responsabilidad. Las causas de la miseria (políticas, estructurales, naturales) deben ser expuestas en los mensajes de las ONGD, subrayando los problemas de poder y de intereses contrapuestos y denunciando los medios de opresión existentes así como las injusticias cometidas”.

No sabemos si todas las ONG y los famosos que colaboran con ellas tendrán en cuenta este aspecto pero hay que asumir la situación como afirma Eloísa Nos Aldás (autora del libro Lenguaje publicitario y discursos solidarios. Eficacia publicitaria, ¿eficacia cultural? ):

“La comunicación es parte indisoluble de la necesidad de legitimación de estos actores, de presión política o de educación informal. Por su parte, la publicidad implica un refuerzo útil, si se emplea con responsabilidad, para llamar la atención sobre determinados temas.”

Escrito por Antonio Cabrera